El buen guerrero Ninja sabe cuándo ha de construir una presa en el río y cuando ha de dejarlo correr

 

El Mayor, como si propio nombre indica, es mayor. Redundancias a parte, esto implica que, como ya tiene cinco años, empieza a pelear por su pequeño trocito de independencia. Como madre sabia, una debe dejarle que comience a tomar decisiones y no poner trabas en cuanto se declara sujeto político y jurídico soberano. Como madre normal, si le vuelvo a ver con el cuchillo del pan en ristre intentando hacerse un bocata me da un ictus.

 

El Mayor, además de ser, repito, mayor, es muy peliculero. Ha elaborado una ristra de frases afectadas y dramáticas que van del nivel “película de los domingos por la tarde” al nivel “Candy-Candy y Marco en el funeral de Chanquete”. En cuanto te descuidas te saca una frase y te la clava en el hígado; últimamente, a tenor del tema de la independencia, su favorita es: -Mamá, ¿por que no confías en mí? Una frase que suelta cogiéndome la mano y poniendo expresión intensa y que vale para cruzar la calle solo, subirse a un muro derruido, ducharse y duchar de paso todo el cuarto de baño, descargarse juegos tipo “mansión playboy” en el IPad o decidir que son las cinco de la mañana, que ya ha dormido mucho y que el se baja a ver una peli al salón.

 

El Mayor tiene un hermano pequeño, que si, que es un plasta y le quita los coches pero gracias al cual él es el mayor. Y claro, que mejor demostración de independencia que cuidarse solo y a la vez cuidar de tu hermano. Siete de la tarde, después de salir de la extraescolares les conecto a la tele mientras yo me divierto clasificando calcetines y calzoncillos, y en esto que oigo quejas -  Mamá, tenemos hambre - Espera un poco hijo, que ya voy y hago la cena.

 
Pero, cuando uno ha sido agraciado con el don de la independencia ¿por qué va a esperar? Cuando tu hermano desfallece de hambre ¿por qué no procurarle alimento? Cuando en el cuarto de baño hay una banqueta ¿por qué no subirse en ella y llegar al estante más alto de la nevera? Diez minutos después escucho una voz procedente de salón – Mami, estos zumos que has comprado están muy buenos- Y otra vocecilla corea - Muy meno el bocata.¿Zumos? ¿Bocata? ¿Qué está pasando aquí? Con miedo entro en el salón y me los encuentro con un sándwich cada uno de algo que parecía nocilla y bebiéndose a morro un mini brik de nata líquida, del 33% de grasa que había abierto en la nevera. Si la escena me pareció devastadora fue porque aún no había entrado en la cocina: La nevera abierta, el perro encaramado en la banqueta intentando pillar el jamón de york, el bote de nocilla revelando que el utensilio utilizado para untar el sándwich había sido un dedo índice y el pan de molde desaparecido en combate.

 

Después de respirar hondo para que no me vean muerta de risa (que tipo de autoridad tendría yo entonces) procedo a retirarle al Mayor de manera temporal la independencia, a recoger la cocina, a bañarles y a encamarles. A la mañana siguiente descubrí que la independencia del Mayor es una realidad, porque ya no es que sea capaz de hacer las cosas solo, es que es incluso capaz de improvisar soluciones alternativas a problemas concretos. El pan de molde no estaba desaparecido en combate, estaba hecho un guiñapo dentro del cajón de los cubiertos. Me espera una pre-adolescencia muuuy larga.

Comments ( 12 )

On 30 de enero de 2013, 1:24 , La madre del monillo dijo...

Vale lo admito me has hecho reirme un rato largo largo, madre mía como son tus peques, vamos tu mayor apunta maneras.

yo ahoa me suelo reir mucho porque le monillo ha dado un cambio terrible desde navidad y ahora el "es mayor" y lo quiere hacer TODO eso si a su manera...

 
On 30 de enero de 2013, 3:24 , Pilar / todomundopeques dijo...

¡¡¡¡Puuuaaaggggg!!!!
Yo que estaba inmersa y atenta, con los ojos pegados a la pantalla mientras leía el relato de tu peque-mayor.... esa imagen viéndoles-leyéndoles, beberse el brick de nata..... ¡¡¡aaaarrrggg!!! Me ha dado un repelús...
Por cierto, ¡pobrecica mía la que te espera hermosa!
Lo de las frases, las poses y los gestos.... ¡¡joé como me suena!!
Ánimo, paciencia y grandes dosis de lorazepan.
Bss

 
On 30 de enero de 2013, 4:33 , Rut dijo...

Hola! te descubrí en el Blog de Flor..y por aqui me quedo! me ha encantado leerte! vaya tela con la independencia..que miedito! un beso

 
On 30 de enero de 2013, 6:00 , Blanche´s Blog dijo...

a mi lo que más me ha impresionado es tu hobbie de clasificar calcetines y calzoncillos jajaja tú no te aburres nada de nada jajaj Un beso

 
On 30 de enero de 2013, 7:23 , Tu eres Pitipín dijo...

ajjajajajajaja tiene que ser duro, difícil de soportar a veces... pero leyéndolo hace taaanta gracia. ¿5 años, sólo?... madre mía.

Me quedo por aquí para conocer sus avances y tus reacciones, me vendrá bien.

 
On 30 de enero de 2013, 9:10 , Bergeronnette dijo...

Jajajaja, adoro a tu hijo!! Mi hija con 3 años también ha experimentado esa independencia neveril. Si tiene hambre, y no puedo atenderla en ese preciso momento, se va a la cocina, coge el taburete, abre la nevera o se sube a la alacena, y se sirve. Galletas, zumo, jamón, pan, plátanos... Cualquier cosa que ella vea que puede comer y no sea muy latoso abrir. Y la pequeña, al ser su sombra, también disfruta de las pillerías. Y también ha aprendido a coger cosas de la estantería, subiéndose al mismo taburete...

 
On 30 de enero de 2013, 9:49 , DesastremaDre dijo...

Si es que la nocilla está tan buena... y qué mejor para acompañarla que nata pura? jejeje. Yo me temía algo peor, cuando has contado que te decían que esos zumos estaban muy buenos, me los estaba imaginando bebiendo licor o vino... :P
Mucho ánimo y gracias por hacerme reír un rato.

 
On 30 de enero de 2013, 23:00 , Blanca dijo...

Es que es muy difícil encontrar el término medio entre que sea independiente para que en el futuro no sea un inútil y no dejarle que haga lo que le de la gana para que en el futuro conserve todos los dedos

 
On 30 de enero de 2013, 23:03 , Blanca dijo...

Nata de la de montar, la de a tope de grasa, y se la bebían como sin nada!! Con lo del mayor voy a mirar una beca para el actor's studio a ver si le aprovechamos

 
On 30 de enero de 2013, 23:05 , Blanca dijo...

Encantada de tenerte por aquí, pasa,¿quieres tomar algo? ¿Un chupito de nata líquida tal vez?

 
On 30 de enero de 2013, 23:06 , Blanca dijo...

Y mientras clasifico hago sentadillas, para que la diversión sea completa!!😉un beso tocaya

 
On 31 de enero de 2013, 9:59 , Kentia dijo...

jajajajaja yo tb me quedo con lo de la nata a morro... zumo de vaca ;)

bocata de nocilla y nata líquida... esa noche se fueron bien alimentados a la cama... ajajajajajaja ;)