Entro esta mañana al bar del Marcelino y le digo, " Buenas, ¿me pondrías un café para llevar?" Y ni corto ni perezoso el buen señor me pone esto
 
 
 
 
 
Con pajita y todo, niña, por si te lo quieres ir tomando por el camino. Ni Starbucks ni leches.

Comments ( 13 )

On 28 de enero de 2013, 1:31 , Blanche´s Blog dijo...

espero que recuperes tus huellas dactilares tocaya! Un beso y buena semana!!

 
On 28 de enero de 2013, 1:32 , Ara dijo...

Uy! Si lo pides más al sur te lo dan con el vaso de cristal y todo, con un platito encima que hay confianza y ya lo devolverás. Pero claro, de que Sevilla no es NY no cabe duda.

 
On 28 de enero de 2013, 2:18 , Jenni Peña dijo...

Jua juas, spain is diferent X-)

 
On 28 de enero de 2013, 2:22 , La madre del monillo dijo...

Spain is different y nunca mejor dicho, ay alma de cantaro que nosotros somos de llevar poco cafe, si acaso ya puesto

 
On 28 de enero de 2013, 5:55 , Luci dijo...

Pos claaaaaaaaaaaro! :D
BEsoss!

 
On 28 de enero de 2013, 10:03 , Bergeronnette dijo...

JAjajja, ese café merece un post! Anda, pero ya hay post, jajaja. Por lo menos estaba bueno, no?

 
On 28 de enero de 2013, 10:11 , Blanca dijo...

Ni un mal cartoncillo me pone el Marcelino. Buena semana a ti también 😄

 
On 28 de enero de 2013, 10:12 , Blanca dijo...

Es que Sevilla es mucho, los neoyorquinos no entenderían lo del plato

 
On 28 de enero de 2013, 10:14 , Blanca dijo...

Por eso los bares de viejo no tienen franquicias...

 
On 28 de enero de 2013, 10:15 , Blanca dijo...

Ya me sorprendió que Marcelino no me obligara a sentarme y tomarme el café como Dios manda: con un par de porras y un carajillo

 
On 28 de enero de 2013, 10:17 , Blanca dijo...

El próximo día me pido un gintonic de Larios para llevar;) Besos!!

 
On 28 de enero de 2013, 10:19 , Blanca dijo...

No, estaba reguleras, pero por lo menos me despejo y pude escribir el post que subiré mañana. Próximamente en sus pantallas

 
On 29 de enero de 2013, 15:10 , Auroret dijo...

Exótico placer tomar un cafilito con pajita en vaso de plástico... Quien mejor que el Marcelino sabe como son esos momentos únicos que nos regala la vida y a los que la Madre Ninja sabe sacarles tanto juguillo