Quede dicho a priori que yo no considero mi estado de gravidez una ventaja en sí misma. Más bien lo considero una fase al principio incómoda y al final difícil por la que hay que pasar y me aguanto y ya esta. Bien es cierto que hay mucha gente que disfruta del embarazo, y yo me alegro por ellas, porque si lo puedes vivir en positivo, mejor que mejor.

Hoy comienzo mi semana 30 y encaro definitivamente el tercer y terrible último trimestre, en el que cada día estaré más pesada ( de peso y de cansina que me pongo), me dolerá más la espalda, dormiré peor,la acidez será criminal,se me pondrán cara de morsa y tobillos de elefante y una mala hostia de la que sólo el pobre Samurai será víctima y testigo.

Por eso hoy, que aún estoy ligera y positiva, voy a hacerme una lista de las cosas buenas que tiene  estar embarazada y de las que me pienso aprovechar en este mi último embarazo, ya que después de esto me corto la coleta o me ligo las trompas, lo que sea más eficaz como método anticonceptivo.

     -  Lucir barriga. Tampoco hace falta ir con la tripa al aire, y menos en pleno mes de enero, pero es mejor ponerse una camiseta ajustada con la panza claramente de embarazada que con el colgajo fláccido que se me va a quedar después.

  - No mover un dedo innecesariamente. Aunque teniendo dos niños esto se hace difícil, estoy resuelta a aprovechar toda presencia de un adulto en un radio cincuenta metros de distancia para no agacharme, cargar peso o caminar. Si la semana pasada conseguí que una señora desconocida vistiera al Rubio después de la clase de natación puedo conseguir cualquier cosa gracias al poder de la barriga.

 - Ponerme fina. Pero fina filipina. La opinión del ginecólogo sobre el aumento de un kilo de peso al mes me la paso yo por el arco del triunfo.Ya habrá tiempo luego para la acelga cocida.

  - Obligar a los desconocidos a dejarme el sitio en el metro. Aunque no tenga ganas de sentarme, si hay un sitio reservado para embarazadas lo quiero. Lo pido con una sonrisa cándida y vocecita de pobrecita yo y no hay quién no se levante maldiciendo el momento en el que entre por la puerta. Muahhhhhjajajajaja

- Andar por ahí resoplando como un troll. Esto me encanta.Es subir un tramo de escaleras y soltar todo lo que llevo dentro en bufidos y resoplidos; entiéndanme, en realidad no me hace falta, pero es un poco lo que hace Sharapova, ¿necesita esos gemidos orgasmicos para darle a la pelota? no creo, pero ella se queda liberada y, no nos engañemos, es lo que la gente quiere oír.

- Vivir en anarquía, pero en anarquía total. Ahora que por fin voy a conseguir que me den la baja me voy a pasar el día en chandal, con el moño despeinado y las chanclas de piscina con calcetines. La frase " estoy embarazada" es el pasaporte a un mundo mejor, sin normas y sin control. ¿Que te apetece desmontar el salón pieza a pieza y cambiar la ubicación de los muebles a una menos funcional? Es que estoy embarazada. ¿Que vuelves de las rebajas con diez kilos de bodies rosas y un vestido ideal para ti de la talla 36 en el que nunca jamas llegaras a entrar? Es que estoy embarazada. ¿Que te alimentas de bocadillos de jamón serrano mojados en Paladin a la taza? Es que estoy embarazada y ademas soy inmune a la toxoplasmosis, y no dejo pasar la ocasión de restregarselo por la cara a cualquier embarazada que me encuentre.

Y asi espero sobrevivir estas próximas ocho semanas, en las que estaré cada vez mas gorda, mas cansada, mas chunga de la espalda y mas cabreada, pero eso si, punki, muy punki.





Enlaces a esta entrada

Este es un aviso para todas las madres y padres que tengan una niña que haya nacido entre el 2010 y el 2014. Dentro de aproximadamente quince años habrá un individuo suelto que supondrá un grave peligro para toda jovencita en su apogeo y esplendor. Un tipo rubio, de ojos azules y con unas mañas de seductor que me carcajeo yo en la cara de George Clonney. Un chulazo, un canalla. Yo lo voy avisando ya para que luego no me vengan con reclamaciones cuando El Rubio les chulee la pasta a sus hijas, les confunda el nombre o les engañe con sus cuatro mejores amigas.

 

Las primeras sospechas de lo que estoy criando me llegaron durante el curso pasado, aún en la guardería, cuando, al llegar en niño a casa con la carpeta de sus trabajos supuestamente hechos durante la segunda evaluación, esta incluía únicamente cuatro hojas, todas ellas claramente del puño y letra su profesora. Al preguntar yo a la susodicha por semejante fenómeno me contesta: -Pobrecito, es que algunas veces está muy cansadito y no quiere trabajar. Y claro el prefiere jugar y yo le acabo los trabajos -¿Perdón? ¿Me estás contando que se niega a hacer los dibujos de clase? – No, no se niega, me lo pide a mí y con esa carita…..Con esa carita de cemento armado, querrás decir.

 

A mi que no me pregunten, para mi por supuesto mis hijos son lo mas guapo y granado del género humano, pero este año me doy cuenta de que el Rubio cuenta con multitud de admiradoras que no comparten genes con el. Empezó con un “que niño tan guapo, es como de anuncio” y siguió hace dos meses cuando las niñas de su clase le coronaron príncipe azul con corona y todo y al parecer hubo que guardar turno para sentarse con el en el comedor. En la última reunión de padres una madre se me acercó y me dijo que su niña estaba loca por él y que quería “cazarze con el porque ¡es taaan guapo! “. Casualmente es la misma niña a la que El Rubio siempre le pide las galletas en el recreo y ella siempre accede encantada a quedarse sin merienda porque “es una de mis novias y me quiere”. Es un truhán, es un señor.

 

Pero no se crean que el hace distinción entre las mujeres según su edad, con las profes nuevas ya está probando su magia. Antes de las vacaciones, se negó a ensayar para el festival de Navidad, hecho que me recalcó su profesora visiblemente enfadada a la salida, pero antes de que yo prometiera castigos y fatalidades, el Rubio, abriendo de un modo inhumano los ojos azules y poniendo cara de ángel sobre la tierra, se dirigió compungido a su profe: -Pero ya no lo voy a hacer más, y además, tu sabes que te quiero mucho. Y aquella mujer, herida de amor, calló de rodillas y se abrazó al querubín infernal diciendo- Ya, cariño, ya lo se- mientras el, conseguido su objetivo, se zafa del abrazo y me pregunta -¿has traído merienda?- dejando tras de si otro corazón roto.

 

Si el problema no es ser guapo, el problema es saberlo y usarlo, no hay nada más peligroso que un guapo sin vergüenza, sin miedo y sin conciencia, y a este  no le ha tocado ninguna de ellas en el reparto de cualidades. Pero yo estoy dispuesta a encauzar a Casanova junior; se acabo tirar besitos a las cajeras de Mercadona, se termino ir guiñando el ojo a las señoras de la farmacia, le voy a confiscar las gafas de sol y la chupa con las que se pasea montado en la moto de plástico en el parque y le voy a retirar la colonia con la que se repeina el tupé. Hoy cumple cuatro años, con algo de esfuerzo conseguiré que llegue a los quince con menos peligro, pero si no lo logro yo ya las he avisado señoras, para que luego no me vengan con reclamaciones.
Enlaces a esta entrada