La semana que viene cumplirá diez meses mi último bebé. La Gordi es la última, no voy a tener más bebés. Así dicho suena melodramático, pero es que es verdad. Supuestamente, una vez que te ligan las trompas ya no tienes más bebés, vamos, eso me aseguraron las señoras ginecólogas del hospital que me ligaron las trompas de Falopio mientras discutían acaloradamente de temas laborales (que espero yo que no se les quedara ningún punto sin echar a la que se quejaban de las horas de guardias que llevaban). El caso es que ni mis tres cesáreas, ni mi economía podrían con un hijo más; con una buena economía y un útero sin suturas otro gallo cantaría.
Por eso, porque es la última, intento disfrutar del momento lo máximo posible. Es la última cucharada del mejor de los postres, es la última bajada de la pista de esquí. La última vez que tendré en brazos a mi recién nacido, la última vez en mi vida que amamantaré, la última vez que olisquearé una cabecita, la última vez que me dormiré en una postura imposible para que ella se acurruque en mi pecho, la última sonrisa desdentada, el último achuchón a esa tripa rechoncha antes de meterla en la bañera, el último aleteo loco con esos brazos gorditos, la última vez que se queda mirándose la mano con asombro.
Con el primero todo es nuevo y preocupante, con el segundo tienes que estar a dos bandas y casi no te enteras de lo rápido que pasa el tiempo. Pero esta es la mía, la definitiva, la última. Cada segundo que pase con ella lo voy a aprovechar, porque cada segundo que pasa es un segundo más mayor, un segundo menos de bebé.
No me gusta mucho dar consejos, este blog está hecho para contar mis aventuras y sobre todo mis desventuras de anti-heroína ninja; pero si pudiera dar uno a alguien que acaba de tener un bebé seria que sea consciente de que algunas cosas sólo pasan una vez. Vale, si, hace meses que tenías que haber ido a la peluquería y te mueres por tomarte un gin-tonic. Te dan envidia tus amigas que van al cine y siempre están monísimas y a ti parece que te hayan vomitado encima (espera, a ti te HAN vomitado encima).
No te preocupes, eso volverá.  Iras millones de veces al cine, a la peluquería y a cenar por ahí. Tus hijos crecerán y recuperarás tu vida anterior; pero sólo tendrás un bebé uno o dos años, no volverá a reírse de esa manera, no volverá a quedarse dormido con una sonrisa al terminar de darle el pecho, no volverá a balbucear mamamama mientras a ti se te derrite el alma. Eso solo pasa una vez, no pierdas el tiempo en agobiarte, disfrútalo. Aunque la casa parezca un vertedero y lleves cuatro días alimentándote de cereales con colacao. Ya comerás, ya dormirás, pero esos hoyitos de las manos se van a convertir en nudillos demasiado deprisa. No te lo pierdas.
 

Comments ( 24 )

On 21 de enero de 2015, 1:10 , Padre Frikerizo dijo...

Ay que estoy muy sensiblona que me toca volver en dos semanas al curro y leer esto...ains! Tienes toda la razón, tenemos que aprovechar todo lo que podamos que pasa demasiado rápido!
Besos y a disfrutar de la gordi!!

 
On 21 de enero de 2015, 1:13 , Mamá en Bulgaria dijo...

Jo por primera vez me sacas una lágrima.. Sólo una eh? Yo no quería... Aishhh qué pava soy. Yo también he cerrado la fábrica.

 
On 21 de enero de 2015, 1:18 , Un chupete para mamá dijo...

Qué bonita reflexión! Yo también me he emocionado un poquito y es que me voy dando cuenta de que se está haciendo mayor y de que hay cosas que ya han pasado y, al menos con ella, no volverán a pasar. Fíjate qué curioso que lo que más me ha emocionado ha sido lo de la sonrisa desdentada. Es que se reía tan, tan agusto...
Un besito, guapa!

 
On 21 de enero de 2015, 2:26 , Mama gnomo dijo...

Ayyyyy pues disfrútala mucho! Porque ella va para samuraia olvídate de que sea Ninja, va a ganar a sus hermanos y será más lista y también le dará las vueltas al samurai

 
On 21 de enero de 2015, 2:26 , Pilar / MamáFullTime dijo...

Joé.. maja.. estoy recomponiéndome después de leerte..
¡¡¡Aaaaiinnnsss!!!
(espera que cojo aire y me seco una lágrima...)
Mucha razón, es tremendo pero es así... y da igual lo mucho que trates de exprimir el tiempo con ellos... el tiempo vuela y (personalmente) creo que siempre nos queda la sensación de que crecieron muy rápido y sin avisar...
(me voy a por un cleenex... que estoy sensible...)
¡¡Precioso post!!
Bss guapa!!

 
On 21 de enero de 2015, 2:56 , Marta Perez dijo...

Un post precioso, vivir todos los momentos, cuando sabemos que no volverán los hacen ser más especiales, si cabe.

 
On 21 de enero de 2015, 3:47 , Isabel dijo...

¡Qué preciosidad de post! Soy madre primeriza y como mucho estaré 3 veces embarazada, por lo mismo que tú, yo no puedo parir y las cesáreas tienen un número limitado. Me parece fundamental estar atenta a cada segundo de su vida porque es único y porque ni él ni yo volveremos nunca a ser los que somos ahora. A veces esto me pone un poco melancólica pero luego pienso que verlos crecer es bonito, pero tienes razón, hay que disfrutarlo como si fuera el último.

 
On 21 de enero de 2015, 3:48 , alejandra dijo...

Pensaba que lo del cola cao sólo me estaba pasando a m. Después de una semana de "no", estos kilos no me los quito, estas greñas no tienen arreglo, esto ya no son uñas... Leer esto me ha venido muy bien... Si Dios quiere tendremos más hijos pero por sí acaso espero seguir viviendo esta experiencia con Guille como sí fuera el último... Besos a todos

 
On 21 de enero de 2015, 4:22 , Miss y Mister Golosina dijo...

Pero qué precioso maja. Jo, precisamente hace un rato le decía a mi compañera la pereza que me daría pasar por todo otra vez, pero tú me has hecho verlo de otra forma, y tienes razón, aunque de todas formas no creo que vuelva a pasar por ello.
Hay que disfrutar de cada momento, porque lo que se va no vuelve. La suerte es que casi siempre, lo que llega, es aun mejor :)
Un besazo y felicidades por el post tan bonito que te has currado.

 
On 21 de enero de 2015, 12:13 , La Bichera dijo...

Qué preciosidad de entrada, cuantas cosas para pensar, para disfrutar despacio, para centrarnos en lo realmente importante... Ayer me "quejaba" a una compañera de que mis bichos son como lapas, siempre los tengo encima, pero hay que aprovecharse por que todo pasará entonces lo echaremos de menos :´)
Disfruta de tu bebita, que se ve que sabes hacerlo requetebién.
Un abrazo

 
On 23 de enero de 2015, 14:20 , Anónimo dijo...

Y entonces no pude evitar las lágrimas...

 
On 26 de enero de 2015, 0:48 , Y, además, mamá dijo...

Ay, qué bonito... Yo no quiero pensar en que es el último, pero o mucho mejora nuestra economía y otros temas, o habrá pasado este tren y casi ni me he enterado...
Disfrútalo mucho, claro que sí :)

 
On 26 de enero de 2015, 1:01 , Madreconcarné dijo...

Tienes muchísima razón

 
On 26 de enero de 2015, 2:07 , Bichilla dijo...

Me ha encantado!!! Tienes toda la razón, un beso!

 
On 26 de enero de 2015, 4:31 , La Brujita Tapita dijo...

Pues estoy llorando como una magdalena, porque yo también tengo tres. Mi bebé gordito cumple seis meses en cinco días, y también va a ser mi último bebé. Creo. Supongo que sí... Pasa el tiempo demasiado deprisa y no nos damos ni cuenta.
Un post precioso. Por aquí me quedo.

 
On 26 de enero de 2015, 5:53 , fahoma dijo...

Preciosa entrada! Es una lástima que crezcan tan rápido, si. Los míos dejaron de ser bebés hace tiempo y es verdad que se añoran esos momentos de ternura indescriptibles que te transmiten los peques cuando son tan peques. Aunque también ahora tienen sus cosas bonitas, sus "te quiero", "mamá que guapa eres"...y sus fuertes abrazos y besos sonoros. Creo que hay que vivir cada momento como único, si. Porque lo es!

 
On 26 de enero de 2015, 17:13 , Nany Nany dijo...

Es la primera vez que te leo y me has echo llorar (mi bebe tiene 18 meses) y la verdad que estoy disfrutando con el cada segundo pero me da una pena que crezca tan rápido 😢 ya echo de menos cuando se dormía encima de mi pecho, cuando pasaba horas en mis brazos y yo mirándole o cantándole canciones....
Un bebe super duro http://unbebesuperduro.blogspot.com/

 
On 27 de enero de 2015, 8:25 , Lydia dijo...

Que post más bonito..temo la.llegada del segundo X eso dr ir a dos bandas, como me organizare..pero me has dado ganas de achuchar al bebé y a la que tengo en plena siesta. Disfruta de tu peque!

 
On 29 de enero de 2015, 14:55 , Anónimo dijo...

Me has hecho saltar una lagrimita. En mi caso tampoco tendré más porque mi marido no quiere. Pero yo me muero por un tercero!!

 
On 2 de febrero de 2015, 16:22 , Lai PV dijo...

Absolutamente genial! A mi me pasa con la segunda, y eso que quiero tener un tercero, pero claro...uno nunca sabe si aunque queramos nos resultara! y me miro a la enana que crece tan rápido...hace poco le escribí un post sobre lo rápido que pasa el tiempo, pero no lo publicaré hasta que cumpla años :) Pero suscribo...no necesito cines, ni fiestas, ni irme de rebajas (aunque crea que si) quiero estar ahí en esos momentos y aprovechar ahora que se me pegan como lapas...que luego crecen y em sobrará el tiempo!
Genial genial el post, lo comparto

 
On 8 de febrero de 2015, 6:46 , desastremadre dijo...

Ayyyyyyy, que yo estoy igual que tú y me ha dado por llorar con tu post. Qué razón tienes!

 
On 8 de marzo de 2015, 8:00 , Esther Sanz dijo...

Realmente me ha emocionado tu post. Te haré caso. Besos a montones

 
On 13 de abril de 2015, 14:55 , Nany Nany dijo...

Estoy llorando como una tonta!! Yo soy de las que he tenido una pocilga en vez de una casa, más pelos en el bigote que mi marido.... pero estos 20 meses de mi hijo los he disfrutado a tope y pienso seguir haciéndolo
Un beso
Unbebesuperduro.blogspot.com

 
On 13 de julio de 2016, 5:54 , Lia dijo...

joer, acabo de encontrar tu blog...y con esta entrada me has hecho llorar. Grande!