Un guerrero Ninja ha de estar entrenado para la sobrevivir en cualquier condición y sea cual sea su estado de salud.

 

Estoy constipada, buy condsdipada. El aire me entra solo por uno de los orificios nasales y en forma de un hilo tan fino que tengo que respirar por la boca, algo que sin duda ha favorecido el dolor de garganta que desde esta mañana de me alegra el martes. En condiciones normales, yo, que soy drogadicta, ya me habría enchufado media caja de frenadol y varios ibuprofenos, pero no vivo en condiciones normales. Lamentablemente mi afición a los fármacos y mi embarazo son incompatibles. No hay prácticamente nada que me pueda tomar, y aunque ayer traté de darle mucha pena al médico de mi curro (más conocido como el Doctor Pelucas) no conseguí sacarle mas allá de una receta de paracetamol, ni un mísero spray nasal, nada.

 

Estoy segura de que hay un millón de cosas homeopáticas que me puedo tomar, bien, me las puedo tomar, pero eso no quiere decir que vayan a funcionar. En realidad no hay tantos remedios naturales que te puedas tomar, he leído últimamente que el exceso de vitamina C es malo durante el embarazo, así que ni eso.

 

Por las mañanas me levanto, después de que prácticamente no he pegado ojo por el molesto problemilla que supone no poder respirar, me tomo un tan inocuo como inútil té con miel y me arrastro al trabajo haciendo un homenaje a Walking Dead. Tengo que ir porque a algún lumbreras se le ocurrió que, para evitar que los funcionarios nos fuguemos a las Bahamas cada quince días a pulirnos nuestros fastuosos sueldos, lo mejor sería que cualquier falta, justificada o no, conlleve la pérdida del 50 % del sueldo del día. Cuando llego, con los ojos vidriosos y la piel bajo la nariz en carne viva, hay una horda de niños de primaria que han venido con el único propósito de chillar tanto que logremos establecer dónde está el umbral del dolor en una persona con jaqueca provocada por la congestión, no en vano esto es un organismo público de investigación.

 

Al final de mi jornada laboral, me meto en el cercanías y caigo en coma profundo hasta la estación de Las Matas. Si no fuera porque el revisor suele pasar a esa altura yo estaría escribiendo esto ahora mismo desde Ávila. Recojo a los niños y me acurruco en el sofá entrando en un estado prácticamente vegetativo. Entre la neblina de mi mente acierto a ver toda suerte de cosas voladoras, desde patadas a trozos de mortadela con aceitunas o un perro salchicha enviado a propulsión en uno de los números estrella del “Afro Circo” nuestro nuevo juego favorito. Los muy mamones hasta le han hecho un casco con papel de plata.

 

En torno a las siete y media de la tarde consiguen que me incorpore haciendo uso de una frase que ninguna madre puede ignorar: “tengo hambre”. Abro la nevera y saco el tupper de arroz blanco del que llevamos tres días viviendo, mierda, no hay tomate. Consigo a duras penas hace una tortilla francesa cuando oigo abrirse la puerta y veo entrar al Samurai en medio de un rompimiento de gloria y rodeado de ángeles trompetistas y querubines en pelotas. Farfullo algo así como “ beboyadormir cadiño bañaniños dequiedobucho” y me meto en la cama vestida con un chándal de felpa y un forro polar. Hoy he logrado sobrevivir, pero el mañana es incierto, lo mejor será que me pille con, al menos, un par de horas de sueño. 

Comments ( 6 )

On 19 de noviembre de 2013, 5:29 , Mamá en Bulgaria dijo...

Me quito el sombrero, que incluso en ese estado seas capaz de arrancarme carcajadas :)
Cuidate mucho y mejorate! Ah y si de verdad crees que el té con miel no hace nada, prueba la leche caliente con miel. Yo la odio pero me va genial en estos casos.

 
On 19 de noviembre de 2013, 6:14 , Auroret dijo...

Sí anda vede a dodmid que de te nota que edtád hecha una mieddda!!! JAJAJAJAJA!!! :D
Una gotitas de esencia de azahar en un vasito de agua muy caliente debajo de la cama ayudan a respirar mejor... unos cuantos días al 50% de sueldo también sientan bien, aunque sólo para el catarro.
Un besote

 
On 19 de noviembre de 2013, 6:25 , Lucía laMamádelaBebédePucca dijo...

Pobrecita. Sé fuerte, Ninja, la próxima gripe tendrás un bebé niña llorando cada tres horas aproximadamente...

 
On 19 de noviembre de 2013, 10:01 , Blanca dijo...

La risa es la única terapia homeopática que me funciona. Esta noche probare lo de la leche

 
On 19 de noviembre de 2013, 10:02 , Blanca dijo...

Di,eddoy fatad! Sí sigo sin mejorar desde luego que me quedo en casa. Funcionarios mártires no puede ser

 
On 19 de noviembre de 2013, 10:03 , Blanca dijo...

Pero podré drogarme a gusto! Eso me salvara. Un beso