Hoy, día en el que la comunidad educativa está llamada a una huelga general, es un buen día para reflexionar sobre la importancia de la educación, no solo la que podrá tener para nuestros hijos, sino la que ha tenido para nosotros. Un país es lo que es en función de la educación que reciben sus ciudadanos y en todo esto los profesores son uno d elos pilares principales. Pero si se les menosprecia, se les desautoriza, se les amenaza y se les cambia de centro cada curso, si se les baja el sueldo y se les coloca ante la sociedad como vagos y maleantes la educación que recibirá este país irá cada vez a peor. Un niño necesita profesores excelentes, bien preparados y motivados, sólo los mejores deberían hacer este trabajo y se les debería tratar en consecuencia como motores de la sociedad. Un niño necesita un superhéroe que le de clase, un campeón.




No se si salen los subtítulos en español en este video, os dejo el link con subtitulos

http://www.ted.com/talks/lang/es/rita_pierson_every_kid_needs_a_champion.html?source=facebook#.UmdqM-2UhGN.facebook




Como tengo mucho sueño y no puedo escribir nada más largo, os dejo este video

Comments ( 4 )

On 24 de octubre de 2013, 9:50 , Pilar / todomundopeques dijo...

Muy, muy de acuerdo con la idea. No podemos permitir lo que se está haciendo con el profesorado en este país, es una auténtica vergüenza.
Había mucho que mejorar, de acuerdo, pero esto es desmantelar un sistema que funciona y no lo podemos permitir.
Bss y que duermas bien hermosa!!

 
On 24 de octubre de 2013, 10:10 , Mamá en Bulgaria dijo...

A ver si sirve para algo la huelga por una vez...

 
On 25 de octubre de 2013, 0:47 , La madre del monillo dijo...

Totalmente de acuerdo, pero el problema es que tenemos un gobierno sordo a todo aquello que el pueblo diga porque tiene mayoria absoluta, por alguna razón que no temrino de digerir a partir de ahí todo lo que vivimos es parecido a una democracia dictatorial

 
On 26 de octubre de 2013, 14:57 , Auroret dijo...

Mis reverencias hacia tu sabiduría Madre Ninja.
Y mil gracias por esa lúcida y bonita defensa de la profesión más bonita del mundo.
Un abrazo